Buscar:

Como elegir nuestra térmica:
La llave térmica o interruptor termomagnético es un dispositivo eléctrico de seguridad cuya
finalidad es proteger específicamente los cables frente al fuego y calor ocasionados por un
cortocircuito.
Resulta importante aclarar a priori que no se puede definir de forma directa qué térmica usar
para cada instalación.
Para elegir la térmica dependeremos de la carga conectada de nuestra instalación para así
determinar el calibre de los cables que la compongan. El primer paso al realizar nuestra
instalación debe ser calcular la carga total conectada expresada en kVA (kilovoltamperios), la
cual es la suma en kVA de todos los equipos eléctricos que se van a conectar en dicha
instalación.
En base a esta carga total conectada se calcularán los cables a utilizar y el diámetro
correspondiente dependiendo también de la distancia a recorrer de estos en la instalación, así
como de otros factores. Una vez obtenido el cálculo de los cables podremos definir qué
térmica vamos a utilizar para protegerlos, este cálculo final estará expresado para ambos en
amperios (A) como su capacidad máxima.
Las térmicas son acompañadas de un disyuntor. Por regla general, se dice que las térmicas son
las encargadas de ‘salvar los cables’, en tanto que el disyuntor es el encargado de ‘salvar
vidas’. La térmicas actúan cuando la corriente excede el parámetro máximo que soporta la
térmica y el disyuntor se acciona cuando detecta variación de tensión o voltaje en la
instalación.
El valor del disyuntor a utilizar en una instalación eléctrica tiene que ser mayor al valor de la
térmica general de corte, adicionalmente este disyuntor posee un botón de testeo “Test”, el
cual debe ser pulsado 1 vez al mes para corroborar su correcto funcionamiento y acción de
corte de energía eléctrica.

Consideraciones adicionales:
En Electricidad Arev podrá encontrar el más amplio surtido de materiales eléctricos listos para
la entrega en el momento que usted desee. Trabajamos la mayor variedad de marcas posibles
para poder ofrecerle la mejor elección en su compra y asegurar que siempre esté llevando lo
que mejor resultará para su negocio o proyecto.
En lenguaje coloquial, resulta importante entender que la térmica ‘salta’ cuando los cables de
nuestra instalación se ven expuestos a altas temperaturas que podrían llegar a no soportar
ocasionado por un cortocircuito o sobrecarga. Esto nos permite tener una instalación segura.
Recordemos que si el interruptor no es de calidad podríamos ocasionar perdidas tanto
materiales como de vidas, producto de incendios por culpa que la térmica no actúe y salte
cuando debería hacerlo.